ContactoDónde Comprar

El aporte de la elastocompresión graduada a la prevención y tratamiento de várices

Además de mantener un peso ideal, hacer ejercicio y llevar una vida sana, el uso de compresión elástica graduada es primordial cuando se trata de prevenir la aparición de várices.

Se entiende por compresión elástica graduada al uso de una prenda, como una panty o un calcetín, que ejerza compresión en la pierna. Esta debe ser máxima a nivel del tobillo para luego ir descendiendo progresivamente a medida que va subiendo hacia la rodilla y el muslo. De esta manera, lo que se busca es impulsar la sangre que corre por las venas, desde los pies hacia arriba.

“La idea es ayudar a vaciar las venas y que no se quede la sangre mucho tiempo ‘estancada’ en ellas, fenómeno denominado estasia, que es la causa detonante de la aparición de várices”, explica el doctor Cristián Salas, cirujano vascular de Clínica Las Condes. El especialista recomienda usar la compresión desde que se alcanza la adultez, especialmente a pacientes con antecedentes familiares de várices, a quienes realizan trabajos de pie por muchas horas y a quienes se encuentren en alguna situación especial, como tener que emprender un largo viaje o incluso en el embarazo. De todas maneras, dice que lo ideal es tener una evaluación médica previa para llegar al diagnóstico correcto, ya que las molestias de piernas no necesariamente pueden ser de causa varicosa, sino también musculares o reumatológicas, entre otros motivos.

Seguir leyendo en "El Mercurio"

Productos relacionados: